La debacle del fútbol nacional

Jugadores-Vinotinto-lamentan-AP_NACIMA20130322_0164_19

Hace pocos días, posterior a una cadena de partidos perdidos por la selección absoluta de Venezuela, surgía la inquietud de si Noel San Vicente alias el “Chita”, debía continuar siendo el técnico designado. En ocasiones anteriores, Venezuela había logrado un crecimiento importante, sirviendo de puente para la salida de varios jugadores a países extranjeros y permitiendo un impulso al futbol nacional; ahora se siente un inevitable fracaso a nivel internacional.

El Chita es uno de los técnicos más ganadores del futbol nacional, manteniendo un palmarés envidiable, comparado con otros. A pesar de la confianza depositada en él, la poca disposición táctica del equipo, los pobres resultados y la carencia de un esquema fijo de salida, ha promocionado una desesperanza generalizada a los fanáticos.

vinrrt5

Comentaban en varios programas deportivos, que la debacle del futbol nacional no se debía principalmente al técnico, sino que existían muchos factores que influían directamente sobre el rendimiento de los jugadores. En la actualidad la realidad es que el presidente de la federación está preso por corrupción, el futbol nacional cada vez pierde más apoyo extranjero por la carencia de divisas y los canales nacionales no ofrecen una cobertura de calidad para los partidos.

El futbol funciona como entretenimiento y por ende, alejado del fanatismo, debe ser tratado como tal. Escucho en numerosas oportunidades como se le dice “pastelero” a personas que apoyan otros equipos extranjeros, o como se acusa abiertamente a quien no “apoya” nuestro futbol, una liga que lamentablemente carece de recursos, infraestructura e inclusive, de un presidente abocado a sus funciones.

La culpa pareciera de los fanáticos y no de la estructura como tal, tornándose en un problema del vulgo y no del conjunto de personas que presiden la federación. Los seguidores somos una parte del deporte, pero no nos corresponde construir estadios o hacer publicidad. Nos falta un sentido de pertenencia que es ajeno a nuestros sentimientos, debe ser inculcado por los equipos en cuestión.

En mi humilde opinión como fanático y citando una frase muy usada en nuestra profesión, una casa no se construye por el techo. Necesitamos reestablecer nuestras bases, fomentar espectáculo, buscar apoyo extranjero para nuestra liga, transmitir partidos y desencadenar emociones. La selección no va a arrancar si nuestro pool de jugadores se encuentra en un desanimo general, promovido por las dificultades internas. Son personas tanto los jugadores como el cuerpo técnico y aunque nos empeñemos en buscar culpables, culpables somos todos.

Las cartas abiertas solo generan polémica y están muy distantes a solucionar el problema. No mejorara la selección aprendiéndonos los nombres de todos los jugadores y tampoco lo hará haciéndonos la vista gorda de los problemas de la directiva. (lee aquí la carta de Fernando Amorebieta, de los 15 jugadores vinotinto y Noel “Chita” San Vicente)

El futbol termina siendo un fractal del sistema actual, al edificar las bases lo demás será mucho más sencillo.

“He decidido afrontar la realidad, así que apenas se ponga linda me avisan” Ejemplo de Quino de nuestra capacidad de evitación.

Danielle Gerardino

Médico Psiquiatra

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s