¿El matrimonio homosexual es contrario a lo natural?

matrimonio-gay-homosexual

Tomando en cuenta el revuelo de la legalización de los matrimonios homosexuales, se veían dudas de los religiosos hablando de la poca “naturalidad” de este tipo de alianzas, de los derechos de los niños a tener padres de sexos distintos e inclusive, en cómo al tema de las adopciones podía promulgar la aparición de más homosexuales en nuestras sociedades.

Para comenzar, en mi humilde opinión, el matrimonio de ninguna manera está haciendo juicio de valor de la alianza, simplemente está otorgando derechos legales a aquellas personas que dentro del contexto, decidieron compartir más que su vida, sus derechos y en algunos casos sus pertenencias.

Entonces nos preguntamos: ¿Es natural este tipo de alianza? Depende de la definición de “natural” a la cual nos inclinemos, sin embargo, este tema ya se ha tratado en post anteriores (ver homosexualidad). Simplemente creo que lo natural del tema, es que si aceptamos la homosexualidad como parte de la cotidianidad y de la elección de la persona hacia sus gustos (así como podemos preferir el café al té) ya que son escasos o nulos los casos en que una persona cambie sus preferencias sexuales solo porque a otros no les parezca.

El curso natural de las cosas es aceptar sus derechos como ciudadanos. Acotan algunos: bueno, entonces mañana serán los pedófilos y los zoofílicos. Pues, déjenme decirles que no es lo mismo. Estas dos son Patologías y primero deberían pasar muchos filtros antes de siquiera pensar en darles derechos.

Por otro lado, el tema del derecho de los niños es más interesante. Aunque desde el punto de vista tradicional podríamos permitir esta noción, también es cierto que muchísimas parejas heterosexuales no son familia, no contraen matrimonio, no se encargan de sus hijos, omiten, lastiman y dañan la infancia de muchos de nuestros niños.

En nuestra sociedad, los orfanatos no son los templos a la perfección e inclusive, tenemos costumbres tan arcaicas como el transgredir físicamente a nuestros hijos con pocos o nulos conocimientos acerca de patologías, maneras o crianza. Entonces ¿No pueden ser unos padres homosexuales digno ejemplo a seguir siempre y cuando se cultive el afecto y se formen en contextos sanos y comprensivos? Habrá igualmente malos y buenos padres, pero de seguro abriremos un poco las mentes de los niños y en su defecto, de las nuevas generaciones.

Yo creo que todo el alboroto social recicla en creencias religiosas y simplemente se resiste a los cambios que esto trae. Comentarios como: “Ahora se multiplicarán los gays”, solo nos deja en entredicho que la población cree que ocultarlos los convierte o algo similar; Son homosexuales y también personas que sienten, trabajan y sobretodo, aportan a la sociedad tanto como tú, yo y nuestros niños.

A lo último añado que de parejas heterosexuales surgen casi todos los homosexuales que conocemos, así que dudo que en viceversa vaya a cambiar algo sinceramente. Para terminar, a los que solicitan estudios que amparen el bienestar de las futuras generaciones, les comento la ciencia nunca se ha utilizado para evaluar la viabilidad de una familia o el curso de una crianza. Por favor ya dejen de meter el tema en camisas de once varas. El respeto y la tolerancia son pilares principales de nuestras sociedades, el miedo a los cambios nos impide evolucionar.

Aquí les dejo unos vídeos que explican por sí solo el tema del derecho de los niños y sus reacciones.


Un gran saludo para todos,

Danielle Gerardino

Médico Psiquiatra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s