¿Envejecer es malo?

Imagen-393096_77381-BYN

Si para ti es difícil… ¡Imagínate para ellos!

El trato a los ancianos define enteramente, los estándares de una población con respecto a sus enfermos mentales. Parte de los problemas que atravesamos actualmente los latinoamericanos, es el desdén con respecto a las personas mayores, la inversión de las pirámides poblacionales y la falta de apreciación en temas tan importantes como son la experiencia y la sabiduría.

En épocas convulsas en donde las colas, la inseguridad y la inflación son el pan nuestro de cada día, el adulto mayor se ve inmerso en una serie de dificultades que, sumadas a la presencia en promedio de 2 o 3 enfermedades y la escasez de medicinas, nos muestran como la capacidad adaptativa de los mismas se va a pique.

Nuestra capacidad de adaptación va variando de manera amplia con el pasar de los años. La atención de los pacientes ancianos difiere ampliamente a la de los adultos jóvenes y niños. Nuestros cuerpos a medida que vamos envejeciendo, pierden esa flexibilidad característica de nuestra especie haciéndonos cada vez más vulnerables a nuestro entorno.

La misma enfermedad que en la infancia pudo haber sido manifestada como una fiebre de corta duración, en el adulto mayor puede desembocar graves consecuencias de índole psicológica, por ende esta misma vulnerabilidad física está directamente relacionada con la mental.

Si a este último punto añadimos la cultura venezolana de “Los achaques”, en la que pareciera que toda queja de nuestros abuelos y familiares son ganas de “fastidiar o manipular”, entonces tenemos un abanico de posibilidades de desarrollo de enfermedades tan graves como la demencia o los delirium.

Es momento de comenzar a cuestionarnos nuestras actitudes con nuestros familiares y allegados, buscar ocuparnos de nuestra salud y la de los nuestros, disminuir el uso de sustancias que ponen en peligro directo nuestra capacidad intelectual (lease post alcohol, marihuana) de manera de que podamos mejorar la calidad de vida de nuestros ancianos. Sólo de esta manera podríamos aprovechar los inmensos conocimientos que ellos podrían aportar a nuestras sociedades.

La frase: “Más sabe el diablo por viejo que por diablo” no debe seguir perdiendo vigencia. Sino estaremos inequívocamente condenados al fracaso.

Aquí les dejo un video creado por los genios de PIXAR sobre la situación de los ancianos pero al mismo tiempo su astucia, creatividad e ingenio:

¡Disfrútenlo!

Saludos a todos. Espero sus comentarios

Danielle Gerardino

Médico Psiquiatra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s